"Por los responsables de las naciones, para que se comprometan con decisión a poner fin al comercio de las armas, que causa tantas víctimas inocentes."    

                                                                                                 Papa Francisco - Junio 2017

 

 

 

Corpus Christi

may 28, 2016

Este Domingo 29 de Mayo, celebramos Corpus Christi, fiesta del Cuerpo y Sangre de Cristo, Jesús presente en la Eucaristía.

En la fiesta del Corpus Christi recordamos la Última Cena, cuando Jesús el Jueves Santo, instituyó la Eucaristía convirtiendo el pan y el vino en su Cuerpo y en su Sangre. Fue en ese momento que partiendo el pan les dijo a sus apóstoles: "Tomen y coman; esto es mi cuerpo." Y tomando luego una copa de vino, dio gracias a Dios, la pasó a sus discípulos y dijo: "Beban todos ustedes de este vino. Esto es mi sangre..." (Mt, 26, 26-28). De esta manera instituyó también el sacerdocio, pidiéndoles a ellos que hicieran eso en memoria suya.

La Solemnidad del Corpus Christi fue establecida en 1246 por el Obispo Roberto de Thorete y a sugerencia de Santa Juliana de Mont Cornillon; quien, desde su temprana juventud, tuvo una gran veneración por el Santísimo Sacramento, y siempre anheló una fiesta especial en su honor. Se afirma haberse incrementado este deseo por una visión de la Iglesia bajo la apariencia de la luna llena que tenía un punto negro, el cual significaba la ausencia de tal solemnidad.

Ella hizo conocer sus ideas a Robert de Thirete, entonces Obispo de Lieja, al erudito Dominico Hugo, más tarde cardenal legado en los Países Bajos, y a Jacques Pantaléon, entonces Archidiácono de Lieja, después Obispo de Verdun, Patriarca de Jerusalén, y finalmente Papa Urbano IV. El Obispo Robert quedó favorablemente impresionado, y, puesto que los obispos ya tenían el derecho de ordenar fiestas para sus diócesis, convocó un sínodo en 1246 y ordenó que la celebración se realizara el siguiente año, también que un monje llamado Juan escribiera el Oficio para la ocasión.

 

El Papa Urbano IV expandió esta celebración a toda la Iglesia Universal en 1264 con la bula “Transiturus”, en la cual, después de haber ensalzado el amor de Nuestro Señor como se expresaba en la Sagrada Eucaristía, ordenó la celebración anual de Corpus Christi en el Jueves siguiente al Domingo de Trinidad fijándola para el jueves posterior al domingo de la Santísima Trinidad. 

En el Vaticano, el Corpus Christi se celebra el jueves después de la Solemnidad de la Santísima Trinidad. Mientras que en varias diócesis se traslada al domingo posterior a la Santísima Trinidad por una cuestión pastoral.

(fuente consultada Enciclopedia Católica on line)