"Por los responsables de las naciones, para que se comprometan con decisión a poner fin al comercio de las armas, que causa tantas víctimas inocentes."    

                                                                                                 Papa Francisco - Junio 2017

 

 

 

Acercándose más a lo cotidiano

abr 25, 2016

Luego de la alegría y reflexión que dejó la Vigilia del Buen Pastor, el sábado pasado JPC tuvo su tercer encuentro ordinario del año. En Discípulos se habló sobre las miradas que hay en el entorno de cada uno y en Apóstoles, sobre la realidad del barrio en el que habitan.

En el primer grupo, la jornada inició con un recordatorio de lo que se trabajó en el encuentro anterior (relación con las personas que lo rodean), seguido de un ejercicio reflexivo sobre la canción “Hay miradas” de Axel. A continuación, se imaginaron distintas situaciones relacionadas con cinco fotos expuestas sobre personas con diferentes expresiones. Luego, cada uno llevó a cabo una reflexión personal sobre las miradas que utilizan en la vida real y después realizaron la puesta en común.

Por otro lado, los Apóstoles empezaron con un camino lleno de obstáculos, en el cual los chicos caminaban vendados escuchando sonidos simulacros de la calle, mientras eran empujados y atacados con agua, colchonetas y soplo. Más tarde, se proyectó un video sobre la cruda realidad que viven las personas del barrio y se realizó una representación acerca de esa situación. Finalmente, los jóvenes reflexionaron si les estaba preocupando lo que está ocurriendo en las periferias.

El objetivo en Discípulos era que los chicos descubran las diferentes miradas que lo rodean y de qué manera influyen en ellos. En Apóstoles, los jóvenes fueron llamados a observar las cosas buenas y malas que suceden en el barrio donde viven.